dimarts, 18 de juliol de 2017

'Cowboy song. La biografía autorizada de Philip Lynott' - Graeme Thomson


 
Aunque Es Pop no se haya dignado a enviarnos una copia promocional del libro, no hemos dudado ni un instante en hacernos con él, previo pago de su valor en una de las librerías más centrales que existen en Barcelona.

Hace unos años, en 2001, Juan Gómez ya editó una pequeña obra sobre Thin Lizzy y por ende Philip Lynott, uno es indisociable del otro, pero la edición de este Cowboy song cuenta con el beneplácito de la familia del músico irlandés y aporta muchos más datos que cualquier otra obra editada anteriormente, ya fuera esta en castellano o en inglés.

Y sorprende que la familia ayudase al autor, en este caso Graeme Thomson (Falkirk, 1973) ya que en ningún momento se dedica a enjabonar al músico para resultar amigable, todo lo contrario, en su relato abundan más las sombras que las luces, que en definitiva solo tuvo cuando estaba sobre un escenario al frente de su banda.

Está claro que Lynott vivió rápido y murió joven. Con tan solo 36 años de vida pasó como una exhalación por el universo musical mundial.

Es cierto que ser negro, irlandés y no conocer a su padre tuvo que marcar su infancia, sobre todo en Inglaterra donde existía el famoso cartel de No blacks, No Irish, No dogs en las puertas de casi todas las tiendas pero él tampoco hizo mucho para alejarse de el típico mundo del show bussines.

Lynott llevó hasta el límite la máxima de la estrella del rock and roll, desde su estilo de vida, hasta su pose clásica y mítica tras su bajo sobre el escenario.

Sin duda Thin Lizzy consiguió ser la banda más importante de Irlanda, solo superada en fama por Van  Morrison, que no deja de ser un solista, y su música influyó a infinidad de bandas venideras que en algún momento le rindieron tributo versioneando uno de sus temas como son, Metallica, Bon JoviIron MaidenAnthrax, los no tan conocidos pero igual de válidos Supersuckers, y los patrios Los Suaves, que no solo le dedicaron un tema a Philtras su muerte, si no que el disco editado tras ella fue en memoria del músico irlandés, e incluso se atrevieron a grabar uno de los temas de Lizzy cantado en castellano.

Lynott supo explotar su faceta de rockero excesivo, amante de las mujeres, la bebida y las drogas, en contraposición con la del padre de familia, calmado, respetuoso y hogareño. Tímido y sensible editó dos volúmenes de poesía y digámoslo alto y claro, sus canciones eran pura poesía.

Su mezcla de folk irlandés con el Hard rock, blues o soul consiguió que miles de rockeros amasen su música. Devoto de Camus y Fitzgeraldsabía que su público esperaba cierto comportamiento de la estrella de rock, y Lynott  en escena se venía arriba con ello, representando su papel al a perfección.

Cowboy song. La biografía autorizada de Philip Lynott es un relato sincero, a veces doloroso, lleno de luces y sombras pero que refleja a la perfección lo que fue Philip Lynott en su corta vida, un libro que hará las delicias de los fans y que seguro picará la curiosidad de los amantes de las biografías de músicos llenos de excesos. La máxima de sexo, drogas y rock and roll está presente en el libro.

Levantemos nuestra jarra de whisky, pinchemos una de sus clásicas obras y disfrutemos de su lectura, seguro que al finalizar nos habremos convertido en un fan más del grupo.

 SALVA G. 

Título: Cowboy song. La biografía autorizada de Philip Lynott
Autor: Graeme Thomson
Traducción: Óscar Palmer Yáñez
Editorial: Es Pop
Edición: 1ª edición, mayo de 2017
Número de páginas: 382 pp.
I.S.B.N. 978-84-944587-6-7

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada